fbpx Skip to content

SEO vs SEM: Diferencias y Estrategias

La batalla entre SEO vs SEM aún es el centro de la discusión sobre cuál método es el mejor.

Los factores de posicionamiento en buscadores, desde hace algunos años ya, se han convertido en el objetivo número uno de un sinfín de empresas que desean ser encontrados fácilmente por los usuarios en Internet.

En ese sentido, dos técnicas figuran como las contendientes en la carrera de ganar visibilidad y tráfico hacia un sitio web y, por ello, la batalla entre SEO vs SEM aún es el centro de la discusión sobre cuál método es el mejor.

¿QUÉ ES SEO?

La optimización de motores de búsqueda o Search Engine Optimization se trata de un conjunto de técnicas y herramientas destinadas a mejorar los sitios web con el objetivo de adaptarlos a los requerimientos especiales de los proveedores de búsqueda y posicionarlos mejores en las páginas de resultados.

Las acciones que entran dentro de esta categoría están enfocadas en ejecutar acciones on page y off page que favorezcan la obtención de volúmen de tráfico orgánico y garantizar mayor visibilidad ante los usuarios en Internet.

El mismo concepto define cuál es el propósito del SEO: tráfico orgánico. Es decir, atraer clics de personas que, navegando por Internet y sin ninguna promoción o publicidad de por medio, deciden entrar al sitio para resolver una duda, aclarar alguna inquietud o satisfacer una necesidad.

¿Qué es SEM?

Por otro lado, el SEM se trata de marketing para motores de búsquedas como su nombre lo indica (Search Engine Marketing) y se basa en aquellas acciones, disciplinas y estrategias enfocadas en posicionar anuncios para atraer clics y conversiones.

Sin embargo, al contrario de lo que muchos piensan, las diferencias entre SEO vs SEM no tienen que ver con que una es contraria a la otra, de hecho, el SEM necesita mucho del SEO para tener éxito.

Verás, el SEM es utilizado principalmente para posicionar anuncios en los motores de búsqueda en base a palabras clave y tomar «atajos» hacia la cima de las SERPs.

Por ello, cuando hacemos búsquedas en Google veremos enlaces a sitios web con la palabra «Anuncio» antes del link; dejándonos claro que se trata de una publicidad pagada..

Estos sitios generalmente se tratan de landing pages que están diseñadas para generar leads y vender un producto o brandear una marca.

Al contrario del SEO que es una estrategia a mediano o largo plazo, el SEM es capaz de generar resultados muy rápidos y atraer usuarios —teniendo en claro que SEM no siempre es sinónimo de efectividad—, pero dejando aún de nuestra parte la optimización del sitio para ofrecer una buena experiencia de usuario.

Y, hablando de diferencias, a continuación te comentaremos cuáles son las principales para que puedas separar ambas estrategias fácilmente en tu cabeza con solo oir su nombre.

SEO vs SEM: ¿En qué se diferencian?

Conociendo ambas es más sencillo apreciar las diferencias y similitudes que pueden tener que enriquecen múltiples estrategias de Marketing Digital.

Punto a punto, vamos a ir explicando las diferencias:

Costes

Como gerente o empresario, seguro una de tus primeras preocupaciones a la hora de llevar a cabo diversas iniciativas de marketing es, precisamente, cuánto te costará ejecutarlas, ¿no es cierto?

Pues, la relación SEO vs SEM en este aspecto es muy clara: la primera es sustancialmente menos costosa que la segunda.

Esto no quiere decir que el SEO no requiera de inversiones para hacerla andar, pero, para las campañas de SEM los costos están presentes desde el día cero; en cambio, para el SEO primero viene el esfuerzo, el tiempo y la paciencia y, luego, el presupuesto.

El SEO es una estrategia a mediano-largo plazo, entonces, a excepción de algunos costos de mantenimiento es prácticamente gratuito. En el SEM deberás pagar por cada clic en tus anuncios.

Sitio

Los anuncios creados en Google Ads son casi automáticamente posicionados en la cima de la SERP; mientras que los resultados orgánicos en el tope se ven por debajo de ellos.

Contenido

Para un buen SEO los contenidos de calidad son una regla del Marketing de Contenidos, donde se le proporciona más valor al usuario.

Sin embargo, en el SEM los anuncios generalmente llevan a landing pages diseñadas para convertir con pocos recursos.

Tiempo

El SEM busca generar resultados en el corto plazo que se desvanezcan cuando se acabe el dinero y, el SEO apuesta a frutos cosechados en el mediano o largo plazo pero que perduren en el tiempo.

Los factores de posicionamiento en buscadores, desde hace algunos años ya, se han convertido en el objetivo número uno de un sinfín de empresas que desean ser encontrados fácilmente por los usuarios en Internet.

En ese sentido, dos técnicas figuran como las contendientes en la carrera de ganar visibilidad y tráfico hacia un sitio web y, por ello, la batalla entre SEO vs SEM aún es el centro de la discusión sobre cuál método es el mejor.

¿Cómo usar SEO y SEM en tus estrategias?

En la actualidad el SEO y el SEM son dos técnicas indispensables para tener resultados en el Internet. Combinadas pueden servir como un arma infalible para atraer y convertir usuarios desde el primer día de tus campañas y que perduren en el tiempo.

Fíjate en la filosofía SEM primero, SEO después.

SEM para luego SEO

Usar estas dos metodologías puede convertirse en un gran aliado en la generación de leads y conversión de clientes para tu negocio de la siguiente forma:

Realiza un estudio de keywords

El primer paso para establecer una estrategia que junte SEO y SEM en tus campañas es realizar una búsqueda de palabras clave que resuma las tendencias en tu giro.

Herramientas como el planificador de palabras clave de Google Ads o SEMrush te ayudarán a encontrar aquellas con alta demanda y poca «oferta».

Aprovecha los insights

Una vez hayas escogido las palabras clave para tus campañas de Marketing de Contenidos, es momento de poner en marcha el SEM para atraer a los primeros usuarios.

Elabora una planificación sobre el tipo de contenido y la clase de anuncios que darán resultados dentro de ese segmento.

Optimiza tu sitio para SEO

Sea cuál sea el objetivo de tus acciones de marketing, necesitarás un sitio bien optimizado para captar realmente la atención y el interés de los usuarios.

Tanto el SEO como el SEM son aprovechables cuando tenemos páginas web que están bien adaptadas a la experiencia de usuario que el visitante espera tener y cumplen con los factores de posicionamiento que Google considera.

Crea tu campaña de Ads

Cuando ya tienes un sitio listo para recibir a los visitantes, ¡ya es momento de aprovechar los beneficios a corto plazo del SEM!

Lo que necesitará una estrategia de anuncios sólida y congruente a través de plataformas como Google Ads para captar visitantes y transformarlos en leads para tu negocio.

¡De esta forma habrás usado lo mejor de los dos mundos!

¿Cuál te conviene más?

Es imposible que afirmemos a priori cuál de las dos es una estrategia más efectiva. Ya que esta determinación la harás tú con tu marca en base a las necesidades específicas de tu empresa y las características de tu mercado.

Por ejemplo, si tus resultados necesitan llegar rápidamente, sin lugar a dudas el SEM es el camino indicado para satisfacer esa demanda. Pero, por otro lado, si lo que buscas es reducir costes, el SEO te ayudará a alcanzar posiciones de privilegio sin gastar mucho más.

Ahora bien, resolvamos una cosa.

Te puede interesar: ¡Gana Seguidores en Instagram de Forma Orgánica!

¿Por qué el SEO tarda tanto?

Para responder esto tenemos que considerar que Google actualiza su algoritmo de indexación constantemente para mejorar sus resultados.

Cuando el SEO empezó a ganar protagonismo, ya existían «atajos» para jugar con este y ganar visibilidad. Sin embargo, hoy en día, ya no se deja engañar y para conquistarlo se necesita mucho más que el contenido de calidad.

Un sitio que esté encima de todos tiene que tener:

  • confiabilidad;
  • calidad de contenido;
  • velocidad de página;
  • navegación segura;
  • elementos interactivos;
  • buenas imágenes.

Por ello, el SEO lleva entre 4 y 12 meses para dar resultados positivos. Por ejemplo, aprovechando palabras clave de baja competencia puede bajar a 6 meses.

Sea cual sea tu elección, debes saber que la contienda SEO vs SEM no es una guerra, sino una determinación sobre cuándo es mejor una que otra.

Tu equipo de marketing tiene que entender que ambas estrategias pueden ser llevadas a la par, siempre y cuando se identifique bien el contexto y las necesidades del negocio.

Viridiana León
Viridiana León
Contenido

Las últimas noticias, a tu alcance.

Solo enviaremos cosas increíbles, lo prometemos.

Al enviar tus datos autorizas recibir envíos informativos en tu bandeja de correo.

¡Agenda una
asesoría ahora!

Completa el formulario para comenzar. Un consultor se pondrá en contacto contigo para agendar una asesoría y definir juntos tus necesidades.

Sí lo requieres, también puedes contactarnos por WhatsApp.

Comenzar
¡Consigue una asesoría!
¡Habla con un Experto!
Hola 👋
¿Qué estas buscando?