fbpx Skip to content

Fidelización 360: Automatiza y Triunfa

La fidelización se basa en convertir cada venta en el principio de la siguiente.

Un programa de fidelización es una estrategia enfocada en los clientes actuales, cuyo objetivo principal es generar lealtad y promover experiencias posventa relevantes para los clientes. Por lo tanto, el objetivo de sus estrategias es aumentar la satisfacción, la confianza y el compromiso de los clientes con tu marca, y generar un vínculo único (engagement) frente a la competencia.

¿Por qué son importantes los programas de fidelización?

Generar lealtad, es decir fidelizar, es lograr que un consumidor permanezca contigo, que seas su top of mind. Por tanto, usar el término premiar o retener, no es suficiente para que los consumidores actuales se queden contigo, te sean leales. Esto lo han entendido las grandes corporaciones, por lo que asignan parte de su presupuesto y planeación estratégica a este rubro. 

Sin embargo, aún encontramos que empresas medianas o en crecimiento carecen de este engranaje clave, y muchas veces se enfocan más en atraer a nuevos clientes que en fidelizar y desarrollar a los que ya tienen, cuando en realidad el costo de adquisición suele ser mayor que el de lograr la permanencia de los clientes.

Aspectos clave de los programas de fidelización

Para comenzar a abordar esté apartado, lo primero es saber dónde te encuentras, es decir, si tu modelo de negocio es B2B o B2C. Es importante, porque la manera en que se gestionan es distinta. Ahora bien, independientemente de tu modelo de negocio, los programas de fidelización comparten aspectos clave en sus estrategias de lealtad, que te explicamos a continuación.

1. Conoce a tus clientes: 

Es fundamental conocer las necesidades, preferencias, hábitos y comportamientos de compra de tus clientes, lo que llamamos insights, así como sus opiniones y sugerencias sobre los productos o servicios que ofrecemos. 

2. Segmenta a tus clientes (segmentación interna):

Cuando hablamos de segmentar a tus clientes, nos referimos a una segmentación interna. Identifica las diferentes tipologías de tus clientes, por ejemplo, en función de su ticket promedio, su antigüedad o su interacción con la marca. Traza sus patrones de consumo y, si son un B2B, su visión y sus planes. Esto te permitirá personalizar adecuadamente tu programa de fidelización y comunicación, así como anticiparte a sus demandas y resolver sus problemas. 

3. Ofrecer calidad y valor: 

La calidad de los productos o servicios que ofrecemos es el factor más importante para generar lealtad en los clientes. Debemos asegurarnos de que cumplen o superan sus expectativas, y de que les aportan un valor añadido que les hace sentirse satisfechos y reconocidos. Además, debemos ofrecer una buena atención al cliente, tanto antes como durante y después de la venta, y garantizar una experiencia positiva en todos los puntos de contacto con la marca. El factor sorpresa, en un sentido positivo, también refuerza el sentido de pertenencia y valor. 

4. Crea vínculos emocionales: 

Los clientes no solo buscan beneficios funcionales, sino también emocionales. Por eso es importante crear una conexión emocional con los clientes, transmitiéndoles nuestra misión, visión y valores, y mostrándoles que nos preocupamos por ellos y por el entorno. También podemos generar emociones positivas mediante el uso del humor, la sorpresa, el agradecimiento o la gratificación. 

5. Diseña el programa de fidelización: 

El siguiente paso es diseñar el programa de lealtad, eligiendo el tipo de programa que mejor se adapte a nuestro negocio y a nuestros clientes. Debes definir los beneficios que ofrecerás, teniendo en cuenta su valor percibido, su relevancia y su variedad. Estos programas deben ser atractivos, sencillos y transparentes, y deben adaptarse al perfil y al comportamiento de cada cliente. 

Anteriormente, se solían hacer los famosos programas de puntos, pero eran complejos para hacer redenciones (es decir, utilizar los puntos) y gestionarlos. A esto, hay que agregarle que actualmente los consumidores buscan inmediatez y practicidad. Por lo tanto, programas como los de puntos de los bancos cambiaron a tarjetas donde acumulas saldo o beneficios exclusivos. Es algo práctico, sencillo e inmediato, en lugar de estar consultando los puntos y meterse a la web para ver los premios que podrías obtener con los puntos. 

6. Implementar y comunicar el programa: 

Otro paso es implementar el programa de lealtad, invitando a los clientes a registrarse y participar, y ofreciéndoles una experiencia fluida y satisfactoria. Dentro de esta implementación la comunicación es clave. Es increíble la cantidad de veces que me he encontrado con que los clientes, de alguna de las marcas con las que he colaborado, no saben siquiera de la existencia de un programa de fidelización o, si han oído de él, desconocen su funcionamiento. Por tanto, no conocerlo o no saber cómo funciona hace que los clientes no perciban el valor que les damos y lo que hemos cerrado para cuidar de ellos y promover su lealtad. 

7. Medir y mejorar: 

Por último, es esencial medir el nivel de lealtad de los clientes. En cuanto a programas de fidelización el indicador por excelencia son las redenciones. Es decir, cuántas personas utilizan los beneficios o recompensas. 

Otros indicadores utilizados son el índice de satisfacción del cliente (ISC), el índice de recomendación del cliente (IRC) o el índice de retención del cliente (IRC). También la tasa de recompra y el ticket promedio de los clientes actuales es un buen indicador. 

Debemos monitorizar y analizar los datos del programa para evaluar su impacto y su rentabilidad, e identificar las áreas de mejora. Así podremos optimizar el programa y adaptarlo a las necesidades y preferencias de los clientes.

Pasos para automatizar tu programa de fidelización

Seguramente te estarás preguntando: y a todo esto, ¿Cuáles son los pasos que debo hacer para automatizar mi programa de fidelización? A continuación, enumeramos los pasos básicos que te recomendamos seguir:

  • Selecciona el CRM o software de automatización de marketing que más se ajuste a tu modelo de negocio y tamaño de la empresa. No es lo mismo gestionar diez mil contactos que diez millones.
  • Base de datos limpia y actualizada. Debes tener una base de datos limpia y actualizada, que contenga la información del medio de contacto principal, ya sea número de teléfono, email o red social.
  • Estrategia. Siéntate con tu equipo a hacer una planeación estratégica donde se definan los beneficios, las experiencias, y a qué clientes y en qué momento se otorgarán. Aquí recomiendo hacer una tabla de contenidos, que servirá como planificación, donde se incluyan: Objetivo de la acción, Medio, Segmento de clientes, Título/Asunto, Nombre de la Secuencia o Flujo. Ejemplo:
  • Segmentación. Segmenta la base de datos de acuerdo con los diferentes perfiles de clientes. Esta segmentación la haces con los campos predefinidos en tu CRM, o bien campos personalizados y etiquetas que hayas configurado. Para lograrlo de manera exitosa, la clave está en conocer a profundidad los campos que conforman tu base de datos.
  • Contenidos. En función de tu estrategia y segmentos, crea los contenidos planificados. 
  • Configuración. Configura tus flujos de trabajo o secuencias. En esté paso ya deberás tener a punto tu contenido maquetado y tu segmentación. Aquí puedes incluso diseñar un customer journey y definir los puntos de contacto a medida que haces el recorrido del journey. 
  • Pruebas (prelanzamiento). Antes de lanzar la comunicación, realiza pruebas para ver si está funcionando adecuadamente. Revísalo todo, incluso los links que colocas en la comunicación. Si, por ejemplo, generas un micrositio para el registro a algún evento exclusivo o para descargar algún boleto o cupón digital, verifica que tanto el link al micrositio como el micrositio en sí están funcionando adecuadamente. 
  • Lanzamiento e implementación. Una vez realizadas las pruebas pertinentes, activa tus flujos o secuencias y here we go!!
  • Seguimiento. Da seguimiento a la respuesta de tus clientes. Verifica las tasas de apertura, clic, redenciones, número de clientes que están usando el programa de fidelización, ingresos, ticket promedio, renovaciones… En fin, los KPI definidos.
  • Optimización. Haz una revisión continua, por lo menos una vez al mes, de los resultados, y explora áreas de mejora y oportunidad. Quizá puedas implementar test A/B o actualizar contenido, imágenes e incluso beneficios. 

Te puede interesar:Marketing de afiliados: cómo implementarlo en tu estrategia

Los programas de fidelización van más allá de recompensar a clientes; son el arte de crear experiencias personalizadas que cautivan y hacen sentir valorados a nuestros consumidores. Al conocerlos y ofrecer beneficios a medida, no solo fomentamos su lealtad, sino que nos destacamos frente a la competencia. Estos programas, hoy esenciales, son nuestra herramienta para construir relaciones duraderas y rentables, convirtiendo a los clientes en embajadores de nuestra marca. Invertir en fidelización es invertir en el crecimiento sostenido de nuestro negocio.

Viridiana León
Viridiana León
Contenido

Las últimas noticias, a tu alcance.

Solo enviaremos cosas increíbles, lo prometemos.

Al enviar tus datos autorizas recibir envíos informativos en tu bandeja de correo.

¡Agenda una
asesoría ahora!

Completa el formulario para comenzar. Un consultor se pondrá en contacto contigo para agendar una asesoría y definir juntos tus necesidades.

Sí lo requieres, también puedes contactarnos por WhatsApp.

Comenzar
¡Consigue una asesoría!
¡Habla con un Experto!
Hola 👋
¿Qué estas buscando?